Hola y gracias por pararte por aquí. Este es mi rincón donde trato de hacer la vida un poco más dulce cada día!!!

Hablaremos de tartas, cupcakes y sobre todo galletas, muchas galletas...

Encargos

Para encargos o ponerte en contacto conmigo, no dejes de escribirme a info@misgalletasyotrascosas.com o llámanos al tlf 886212366 También puedes visitarnos en nuestro Atelier situado en Pontevedra en la Rua Arzobispo Malvar 43. Te esperamos!!!

Macarons De Vainilla

| 25 comentarios


Esta semana Santa, ha sido genial para descansar, jugar con mi enano, y tener a mi marido en casa con tantos días festivos; también han venido amigos que viven fuera y hemos disfrutado de comidas con largas sobremesas y mucho cotorreo para ponernos al día...

Pero ha sido un poco desastrosa en relación a mis galletas. Yo quería unas galletas de huevos de pascua, pero tenía los elementos en contra... No era mi día y nada me salía a derechas, además con toda la lluvia que cayo no hubo manera, acabaron en la basura, así que, opté por olvidarme de galletas por unos días y ponerme con unos macarons, para cuando los padrinos de mi niño vinieran a traerle la pascua ponerles con el café (al final he acabado comiéndomelos yo pero eso ya es otra historia...)



Ingredientes:

3 claras de huevo
205 gr. de azucar glass
125 gr. de almendra molida
30 gr. de azucar avainillado
75 gr. de nata
150 gr. de chocolate blanco (usé pepitas de chocolate blanco Valor)
25 gr. de miel
1 cucharada de extracto de vainilla

Mezclamos el azucar glass con la almendra molida en una batidora o thermomix unos minutos y a velocidad no muy alta para que no se apelmace. A continuación tamizamos (por lo menos 2 veces) y reservamos.
Batimos las claras a punto de nieve con una cucharada de azucar hasta que estén a punto de nieve, en ese momento añadimos el resto del azucar y seguimos batiendo hasta que se haya formado un merengue duro, liso y brillante. En ese momento comenzamos a añadir la mezcla tamizada poco a poco y mezclando con una espátula con movimientos envolventes, con mucho cuidado para que no se baje el merengue. Una vez incorporada toda la mezcla, la ponemos en una manga pastelera. Cortamos varias hojas de papel de horno del tamaño de la bandeja del horno y formamos botones sobre el papel de unos 2cm.  Dejamos reposar unas 4 horas antes de hornear. Ponemos el papel con los botones sobre 3 bandejas de horno en la parte inferior del mismo y horneamos a 150º de 15 a 20 minutos. Al salir del horno dejamos enfriar unos minutos y despegamos los botones con cuidado, si  estuvieran pegados al papel poner agua fría entre el papel y la bandeja y despegarlos con suavidad, colocarlos encima de una rejilla y dejar secar.

Mientras tanto hacemos el ganache de vainilla. Ponemos a calentar la nata con la vainilla y cuando empiece a hervir añadimos la miel y el chocolate blanco, revolvemos bien hasta que esté todo fundido y sacamos del fuego y dejamos enfriar.

Colocamos el relleno entre 2 botones de macarons y que reposen en la nevera 24 horas antes de comer.

Galletas Recordatorio De Comunión

| 15 comentarios





Después de todos los desastres culinarios de las pasadas semanas, necesitaba algo que saliera un poco bien, y como estamos en tiempo de comuniones que mejor que una galleta recordatorio!!!
Aunque visto el resultado también serviría para un bautizo, no?

Para evitar contratiempos, me fui a lo seguro, la receta de la masa de siempre,  que nunca falla y hacer un poco de fondant casero para jugar con mi nuevo cortador de ángel que me trajo mi hermana de su último viaje.

He utilizado un patchwork cutter, que da unos resultados buenísimos, el trajecito del ángel va en blanco aunque con un pincelito y un poco de colorante dorado en polvo he pintado todos los pliegues de la túnica, así como las alas.  Creo que la próxima vez voy a pintar con plateado en vez de dorado y dejar las alitas blancas, que os parece?

Galletas para una novia

| 10 comentarios





Y por fin "habemus galletas" y me ha costado, no creáis... Han sido dos semanas de desastres culinarios, uno detrás de otro, y de otro, y de otro!!!

Primero, (no sé porque), decidí que iba a probar una masa nueva a ver como quedaba... Y quedó fatal!!!
De sabor buenísima, pero una galleta rugosa y fea que no servía para decorar, y digo yo, quien me manda a mi experimentar con masas cuando no tengo tiempo??? Pues no lo sé, pero como os he dicho ha sido una semana de desastres, así que volví a amasar más galletas, esta vez con la receta de siempre, y esas si salieron bien.

Y segundo, la glasa, que tiene como enemigo el calor, y precisamente hemos tenido una ola de calor africano, así que, ha sido un desastre para decorar, cada 5 minutos la glasa se calentaba tanto que tenía que volver a empezar, ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyy...
Y encima no me han quedado como a mi me gustaría y estas galletas si que eran importantes...




Veréis, nos vamos de boda!!! Si!!! Se casan mis amigos Ernesto y María y es de estas bodas que te apetece un montón, de las que tienes muchas ganas de ir.
Además a ellos les dimos en nuestra boda los muñecos de la tarta, con lo que es una boda muy especial, y ya que con mi enano, no pude ir a la despedida de soltera ni mañana en la boda podré trasnochar mucho, pues quería regalarle a María algo especial para el desayuno de su primer día de casados y como no podía ser otra cosa, pensé en galletas :D

Las galletas van hechas en fondant y adornadas con glasa, no son mi mejor trabajo, me hubiera gustado hacerlas más bonitas, pero así es como me han salido, eso si, con todo el cariño del mundo.
Vivan los novios!!!

Os pongo la receta de la glasa que tenía pendiente (procurar esperar a que pase el calor para hacerla, porque si no os pasará como a mi y os saldrá un churro)



Glasa

Ingredientes:

Claras de huevo
Azucar glass tamizado
Cremor tártaro

Lo ideal para la glasa es utilizar claras de huevo pasteurizadas, ya que al ir cruda nos evitamos riesgos de cualquier intoxicación. En Mercadona y Makro venden botellitas con claras pasteurizadas. El azucar glass tiene que ser comprado (no sirve el hecho en casa). El cremor tártaro se puede sustituir por un chorrito de zumo de limón, aunque mejor si lo tenemos.

La cantidad de azucar glass es de aproximadamente 200 gr por clara d huevo, y cremor tártaro una cucharadita.

Para decorar necesitamos dos consistencias de glasa, una para el delineado y otra para rellenar.

Para realizar la glasa, echamos en el bol las claras de huevo con el cremor tártaro y las batimos con una barilla hasta que se haya disuelto el cremor en las claras. Empezamos entonces a batir con un robot de barillas y esperamos a que las claras hayas espumado un poco, en ese momento ponemos el azucar glass tamizado a cucharadas, una a una hasta que se haya integrado por completo la anterior, seguimos batiendo hasta incorporar casi todo el azucar, hasta que consigas una consistencia parecida a la pasta de dientes, esta será la glasa de delineado.

Para la glasa del relleno, usaremos un poco menos de azucar y la consistencia será como la de la cola de carpintero.

Cuando tenemos la glasa preparada, la ponemos en cuencos (tantos como colores necesitemos), teñimos cada una con unas gotas de colorante y revolvemos bien con una cucharilla hasta que el color quede uniforme, tapamos con papel film y nos preparamos para decorar.

Toda la información de la glasa  y la masa de las galletas la he aprendido leyendo el blog de Bea, donde ella lo explica perfectamente.

Extracto De Vainilla Casero

| 15 comentarios



Posiblemente en más de una ocasión hayas preparado un postre que lleve entre sus ingredientes "extracto de vainilla". La primera vez que yo lo compré me dieron un botecito en el super que yo guardé en la nevera de mi casa toda contenta. ERROR, el extracto de vainilla, no se guarda en la nevera, además, aquel botecito con el que yo estaba tan contenta, no era extracto de vainilla era aroma artificial, nada que ver con el extracto de vainilla real que puede cambiar el sabor de un postre totalmente, aunque ahorremos en algunos ingredientes, en la calidad de la vainilla nunca deberíamos escatimar el dinero. Así que, cuando vayas a comprar extracto de vainilla, lee bien la etiqueta y fíjate que sea de verdad y no el artificial.

Hoy vamos a contar una forma de hacer el extracto en casa, una receta facilísima con un poco de alcohol de 40%  y vainas de vainilla (ojo, que sean de calidad)


Ingredientes:

Vainas de vainilla
Vodka (o ginebra o cualquier alcohol blanco de 40%) de calidad malísima
Tarro de cristal
Botella de vidrio oscuro




Ponemos en un tarro de cristal varias vainas de vainilla, lo ideal es utilizar vainas que ya hayamos usado con anterioridad en otras recetas (yo las voy guardando hasta que tenga unas cuantas), si no es así y decides usar vainas nuevas retírales antes las semillas. Llenas el tarro con el alcohol y cerramos el bote. Dejamos en un lugar oscuro unas 8 semanas o más. Cada semana, (o cuando nos acordemos), vamos agitando el bote. Verás que el color va cambiando hasta un marroncito oscuro. A las 8 semanas pasamos por un colador de tela y guardamos en una botella de vidrio oscura, para que no reciba luz (yo utilicé una botella de Hendricks vacía). También puedes ir rellenando una botellita pequeña que tengas de extracto. El tarro de cristal se puede ir rellenando con más alcohol a medida que lo vas vaciando para la botella y así sigues "fabricando" más.

Estoy preparando otra entrada de galletas que iba a ser la de hoy, pero diversos accidentes culinarios me han obligado a posponerla, pero ya llega pronto...